Compartir

Este creo que es el dolor de cabeza de muchos de nosotros. Nos gusta tanto lo que hacemos que la gente empieza a pedirnos que les vendamos las bonitas manualidades que hacemos.
Y seamos honestos, somos (en su mayoría) amantes de las manualidades, no mercadólogos, así que nos topamos con esa difícil pregunta de ¿cuánto debemos cobrar por nuestro trabajo?

Existen muchas fórmulas, incluso tal vez un mercadólogo, sería nuestra mejor opción para guiarnos y enseñarnos como deberíamos cobrar, porque si, debemos cobrar por lo que hacemos, al fin de cuentas, el material y herramientas que tenemos implican una inversión de dinero para nosotros y dedicamos nuestro tiempo a realizarlas. Y recuerden, el tiempo es oro, así que también por esa razón debemos de cobrar.
En fin, si no tenemos una idea de como hacerlo, les voy a compartir un poquito de lo que a mi me ha funcionado últimamente, así que ahí les va.


1. Costo de materiales
Lo primero que debes tomar en cuenta es el costo del material con el que estás realizando tu manualidad, ya sea estambre, fieltro, papel, etc. En este rubro entra todo lo que conforma el proyecto que realizarás, incluido el pegamento, silicón, hilo, etc. Obviamente habrá ciertos materiales que utilices solo en cierta proporción, así que ahí deberás calcular el precio de esa porción de pegamento que te lleva hacer tal o cual proyecto, por decir algo.

2. Desgaste o uso de herramientas
El segundo punto a considerar es el desgaste de las herramientas que utilizas para realizar tu trabajo, en nuestro caso, serían las perforadoras, tapetes, navajas, troqueles, bases de acrílico, etc. Es importante que asignes ya sea un porcentaje del valor de los mismos o un costo fijo por cada trabajo, porque eventualemnte, por el uso, tendrás que comprar repuestos para todas esas herramientas y debe de salir de los proyectos que vendas.

3.Gastos de Operación
Los gastos de operación se consideran a todos los gastos que tienes que hacer para hacer ese trabajo, ya sea que estés iniciando a hacer de las manualidades tu trabajo o ya lo hagas de algún tiempo a la fecha. Estos gastos deben de cubrirse con el monto de lo que vendes. Los gastos de operación serían: el pago de renta, luz, agua, transporte, gasolina, todos esos gastos que hicieron que pudieras realizar el proyecto: la luz para cortar con tu ploter de corte, la gasolina que utilizaste para ir a comprar el papel, la renta de tu local o de tu sitio web (en el caso de los últimos ejemplos, igual puedes sacar un porcentaje).

4. Sueldos
Si, debes pagarte un sueldo, aunque solo seas tú quien realice las ventas, entregas y producción, debes de recibir un sueldo por cada una de esas cosas. Es mejor que te acostumbres desde el inicio a pagarte un sueldo por las funciones que realizas, para que cuando crezcas y tengas que contratar a gente para ir realizando esas funciones, ese sueldo ya esté considerado entre los precios que manejas de tus productos. El sueldo irá en función de las horas trabajadas en el proyecto, es decir, fíjate un sueldo por hora de trabajo y así calcula el tiempo que te llevará realizarlo para que sepas cuanto dinero se destinará a pagar tu tiempo invertido. Por ejemplo, si el sueldo que tu te has fijado es de $50/hora y hacer unas invitaciones te lleva 4 horas. Tu sueldo por ese trabajo sería de $200.

5. Ganancia
Todo trabajo debe implicar una ganancia, así sea $1, sino, no es negocio. Esta ganancia es lo que te permitirá crecer, invertir cada vez más en los aspectos que vaya requiriendo tu negocio y no estancarte. Yo lo manejo por porcentaje, tu podrías destinar una cantidad fija, lo importante es que siempre obtengas una ganancia que no se destine a ninguno de los rubros anteriores para que puedas hacer uso de ese dinero para ir adquiriendo, ya sea nuevas herramientas, nuevo material, rentar un local, etc. lo que permita que tu negocio siga generando cada vez más.


Ya vimos todos los aspectos que debes considerar para saber el precio por tu trabajo. Yo te compartiré la fórmula que yo utilizo para saber cuanto cobrar, tomando en cuenta todo lo anterior:

Material + Gastos Operación + % Uso Herramientas= Costo del producto/servicio

Costo producto + Sueldo + Ganancia = Precio Público

Yo no suelo manejar precio de mayoreo porque en el caso de lo que realizo me sale lo mismo hacer 1 invitación que 20, por el tiempo que lleva realizarlas a mano. Pero si quieres incluirlo, debes sacar entonces un porcentaje de descuento que des a tus clientes si tu manualidad puede venderse al por mayor.
Es importante que acostumbres a tus clientes a esperar un poco para el presupuesto de los proyectos realizados a mano, ya que cada uno es diferente y único. Yo entiendo que en esta era de la comunicación queremos recibir respuestas instantáneas para todo, pero el sacar los costos del papel, las impresiones, embalaje, variará de un cliente a otro. El dedicar unos minutos a realizar estas operaciones te ayudará no sólo a cobrar lo justo por tu trabajo, sino también, a no tener pérdidas. ¿Cuantas veces no ha sucedido que damos un costo al azar por las prisas, y a la hora de realizarlo, descubrimos que gastamos de más en los materiales, por no investigar y en vez de ganar, perdemos?. Claro, al inicio puede que nos suceda alguna vez, pero si repetimos este patrón, nuestro negocio no prosperará o peor aún terminaremos por perderlo.
Intenta hacer esta fórmula en tu próximo proyecto, con la práctica irás sacando costos cada vez más rápido, porque estarás consciente de ciertos montos que son recurrentes, como sueldos, gastos de operación y ganancia.

Espero que te ayude esta información, que lo uses, comentes si te funciona o que podrías mejorar para que sea más preciso. También compártelo con quienes crees que puedan beneficiarse de esta información.

Gracias por leerme.
Rebe


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *