Compartir

Está tan de moda este tema en YouTube, que me puse a pensar si hay cosas que yo tengo, pero a las cuales nunca les saqué provecho, tal vez para ahorrarles un poco en esta jornada del scrap.

Me considero una persona muy cuidadosa en la forma en que utiliza su dinero, pero al mismo tiempo, soy muy fácil de llevar por la mercadotecnia, así que una que otra vez he hecho una compra impulsuiva de la cual me he arrepentido después.

Ahora, antes quiero aclarar, que lo que no me ha funcionado a mi, no necesiaramente será igual para todos, yo misma he visto videos al respecto, de chicas y chicos que se arrepientes de ciertas compras, que para mi han resultado bastante útiles y visceversa. Solo quiero compartirles mi experiencia de lo que a mi NO me ha funcionado, ya sea porque es un producto de verdad malo (lo cual, rara vez me ha pasado) o porque lo compré sin reparar en que lo utilizaría o su uso no justificó el hecho de que lo haya comprado, no importa lo barato que me haya costado.

Les hice un video al respecto, espero puedan dejarme sus comentarios de que es lo que a ustedes tampoco les ha funcionado o ideas de como puedo utilizar mis compras arrepentidas jejeje.

Pero traté de clasificar las razones por las cuales considero que fueron malas compras:

IMPULSIVIDAD. La mercadotecnia tras de este hobby es muy buena, buenisima! basta ver cómo en cada lanzamiento nos abalanzamos para ser las primeras en tener la última novedad. No hay nada de malo en ello. Lo importante es que cuando compremos, a pesar de la emoción, estemos conscientes de que las compras que haremos son una inversión. Ya sea que nos guste coleccionar sellos y herramientas solo por el gusto de tener un scraproom lindo y lleno o compremos para invertir en nuestro negocio de regalos o mesa de dulces o lo hagamos solo por hobby nuestras compras serán mejor utilizadas si vamos planeando cuanto las utilizaremos. Al menos yo me he puesto esa regla, porque a veces es difícil resistirse a impulso de comprar y comprar. la regla es: si puedo pensar en al menos 5 proyectos que hacer con ese sello, troquel o herramienta, es una buena compra. Admito que en ocasiones es solo lo bonito que se ve o que todo mundo lo tiene lo que me hace comprarlo, pero cuando se trata de una mayor inversión ($$$) o ese mes ando un poco más recortada para invertir en mis “gustitos”, esta regla me ayuda a seguir comprando cosas lindas y no sentir que estoy tirando mi dinero.

APROVECHANDO OFERTAS. En ocasiones por ver ofertas, nos dejamos llevar sólo por la etiqueta, sin reparar en cuanto lo usaremos o si en realidad será en algo útil para nosotros. Ya sea porque no entendamos su función, no sea nuestro estilo o de plano, sólo permanezca arrumbado, no sacamos provecho a este tipo de compras a pesar del poco dinero que hayamos invertido en ello. Al contrario de una buena oferta, bien pensada, de algo que hemos estado esperando comprar hace tiempo, una compra solo por un precio rebajado, puede hacer que seguramente acabe arrumbado y empolvándose.

FALTA DE INFORMACIÓN. En ocasiones compramos herramientas sin saber cómo se utilizan, creanme, me ha pasado. La herramienta es buena, pero simplemente no sabemos utilizarla. Me ha sucedido con troqueladoras….de hecho cuando me inicié en el scrap, compré mi troqueladora y la tuve parada casi año y medio por desconocer su funcionamiento. Fue hasta que tomé un taller que supe como sacarle jugo y ahora es mi fiel compañera. La solución a esto es hacer compras informadas, ya sea que veamos videos sobre lo que queremos comprar, tomemos talleres o nos demuestren como se utiliza la herramienta, será más probable que le saquemos el mayor provecho porque sabremos como utilizarla correctamente.

POCO USO/MALA CALIDAD. Hay materiales, incluso herramientas que compramos y usamos poco o nada, ya sea porque los tenemos mal almacenados o porque no son del todo atractivos para nosotros, nos vamos olvidando de ellos y se vuelven una inversión inutil en nuestra colección. Para esto si he encontrado una solución: tener una mejor organización nos ayuda a poder tener todo a la vista y ala mano para poder sacar mejor provecho de ellas. Ahora, otra cosa es que la herramienta o producto sea de baja calidad y el uso de esta no nos sea tan útil, entonces, a pesar de que nos costó poco dinero, su funcionamiento no es el óptimo y terminamos por dejarla arrumbada. Para esto también hay una solución: hacer mejores inversiones. Tal vez cueste un poco más, pero si una herramienta es de mejor calidad, seguramente la usaremos más y le sacaremos un mayor provecho.

Espero que mi experiencia les sirva de algo, cuentenme como le hacen ustedes para no tener malas compras entre su colección. Estoy abierta a más sugerencias. Además estoy planeando hacer un video, utilizando mis malas compras en algún bonito proyecto…¡se aceptan sugerencias!

Gracias por leerme.

Rebe.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *